El Blog de MÁLAGA SANA

15 de Julio del 2014 - 20minutos.es/ Rocío Estévez Santiago (CSIC)
Los saludables hidratos de carbono

Los saludables hidratos de carbono

Alimentación saludable, suplementos nutricionales, recetas para la vida sana… podría inundar el blog con palabras de este tipo que oímos y leemos a diario, porque la comida es un trending topic permanente. Pero, ¿sabemos realmente a qué se refieren los términos relacionados con esto de comer?

Os invito a hacer un breve repaso por algunos de ellos. Por ejemplo, ¿los seres humanos nos alimentamos o nos nutrimos? Los términos alimentación y nutrición se utilizan con frecuencia como sinónimos, pero en realidad aluden a procesos distintos. La alimentación se refiere a todo el proceso que va desde la elección del alimento hasta el consumo, y la nutrición comienza a partir de la introducción del alimento en la boca y prosigue con las modificaciones que experimenta desde ese momento; es decir, la liberación y la asimilación que el organismo hace de los nutrientes y otras sustancias que contiene. La  alimentación es voluntaria y educable; la nutrición, no. Ya nos gustaría comernos un helado gigante de chocolate y poder escoger si nos ‘nutre’ o no…

En el mundo de la nutrición no se dice que las cosas engordan, sino que aportan energía; de hecho el que engordas eres tú, no los alimentos. En este contexto aparece el balance energético, una especie de báscula con ingresos y gastos que ha de mantenerse en equilibrio. Porque si ingresas más de lo que gastas, ahorras en forma de grasa, o sea que engordas, y si ingresas menos de lo que gastas, el organismo tira de reservas.

Hablando de engordar, vamos a romper una lanza a favor de los hidratos de carbono: el enemigo común que supuestamente hay que combatir en toda dieta saludable. A pesar de la creencia extendida de que los hidratos de carbono son el macronutriente que más calorías proporciona, en realidad aportan menos de la mitad que las grasas y las mismas que las proteínas, los otros macronutrientes responsables del aporte energético al organismo. Tanto se asocian con el mismo mal, que consumimos menos hidratos de los que deberíamos. Ojo a la estadística:

Las calorías totales consumidas cada día deberían estar repartidas de la siguiente manera, teniendo en cuenta que las ingestas de energía recomendadas son mayores para hombres que para mujeres y van disminuyendo con la edad en ambos sexos:

Hidratos de carbono: 50-60%

Proteínas: 10-15%

Lípidos: 30-35%

Sin embargo, según mi experiencia profesional, los repartos según lo que comemos suelen ser más parecidos a estos:

Hidratos de carbono: 30-35%

Proteínas: 25-30%

Lípidos: 40-45%

Los porcentajes revelan notables diferencias. ¿Esto qué significa? Que lo ideal sería aumentar la ingesta de hidratos de carbono y disminuir las de grasa y proteínas. Así que para este verano, menos filetes en salsa y más pan, arroz y pasta; sin remordimientos.

Rocío Estévez Santiago es investigadora del Instituto de Ciencia y Tecnología de Alimentos y Nutrición del CSIC.

COMENTARIOS

17:20 Martes, 15 de Julio, 2014
Carlos Abehsera:

Quería Rocío, Me cuesta horrores creer que estés recomendando lo que acabo de leer. ¿Una investigadora del CSIC cree realmente, a estas alturas de la película, que todas las calorías son iguales? Por favor, es increíble el mensaje que lanzas a la población. En las proteínas de calidad hay aminoácidos esenciales que necesitamos ingerir en nuestra dieta. En las grasas de calidad hay ácidos grasos esenciales que necesitamos ingerir del mismo modo. ¿Qué nutriente esencial que no podamos sintetizar hay en los carbohidratos? ¿Cómo va a ser igual 100 calorías de absorción inmediata que crean un pico de glucosa y por tanto de insulina que 100 calorías de beneficiosos ácidos grasos de cadena media? La teoría del recuento de calorías está más que demostrado que es una falacia precisamente porque no todas las calorías son iguales. La pasta, el arroz y el pan, nutritivamente hablando, son un desastre para nuestro organismo. Aportan proteínas en el gluten, a la que la mayoría de los seres humanos tenemos sensibilidad. En el caso del pan industrial, puede llevar grasas hidrogenadas y en los tres casos, los carbohidratos simples provocan subidas inmediatas de glucosa en sangre. Si me lo permites, mi recomendación es menos pan, menos arroz y menos pasta y mucha más proteína y grasa de calidad procedente de las carnes, huevos, pescados, mariscos y lácteos.

16:19 Martes, 26 de Julio, 2016
GIkHntYoS:

I think you hit a buslyele there fellas!

13:02 Jueves, 28 de Julio, 2016
sLxgmNDHGH0:

A simple and inegtlilent point, well made. Thanks! http://auclksuytxu.com [url=http://ffmaoaeorsr.com]ffmaoaeorsr[/url] [link=http://wpecpthp.com]wpecpthp[/link]

DEJA TU COMENTARIO