El Blog de MÁLAGA SANA

5 de Mayo del 2014 - Málaga Sana
CONSEJO SALUDABLE DE LA SEMANA: Cuida la calidad y el tiempo de descanso

CONSEJO SALUDABLE DE LA SEMANA: Cuida la calidad y el tiempo de descanso

Esta semana os dejamos unas sencillas pautas para favorecer un tiempo de descanso óptimo y un sueño de calidad, que ayuda a descansar al organismo y regenerar el sistema y recuperar energías.

Establecer horarios regulares para ir a dormir y para levantarse, aun los fines de semana. Pues esto contribuye a habituar y sostener nuestro ritmo circadiano, lo que a largo plazo nos empuja a tener sueño y deseos de ir a dormir a determinada hora cada día.

Practicar una rutina antes de acostarse, tal como puede ser darse una ducha, leer un libro o escuchar música relajante y cepillarse los dientes antes de ir a la cama.

Evitar largas siestas durante el día, pues si bien le ayudan a recuperar energías en medio de la jornada, pueden dificultar la conciliación del sueño por la noche.

Practicar ejercicio con regularidad, pues ayuda a reducir tensiones y a lograr un sueño reparador por la noche. No obstante, intenta no ejercitarte intensamente justo antes de ir a dormir y tampoco quites horas de sueño para dedicar al entrenamiento.

Favorecer un entorno adecuado para dormir, esto es, libre de ruidos, de temperaturas excesivas o húmedas y también, libre de luz que impida conciliar el sueño profundo durante la noche.

Cuidar la calidad del colchón y almohadas, pues deben resultar confortables para el apoyo. Los colchones tienen una vida de aproximadamente 10 años, tiempo después del cual es recomendable un recambio.

Evitar la luz por la noche y exponerse a la misma por la mañana, lo cual afecta a la liberación cíclica de melatonina, hormona que guía nuestro reloj interno indicando cuándo es momento de dormir y cuándo de despertar.

Evitar comidas pesadas, alcohol, café y cigarrillos antes de ir a dormir, pues las sustancias estimulantes pueden quitar el sueño, mientras que las comidas pesadas pueden requerir más tiempo de digestión y por ello, impedir la relajación del cuerpo para alcanzar un descanso reparador.

Realizar una actividad relajante antes de ir a dormir, de manera que el cuerpo se predisponga al descanso. Evitar dispositivos electrónicos la hora previa a ir a la cama, ya que pueden activar el cerebro e impedir su relajación.
Evitar quedarse en la cama si no se puede dormir. Lo recomendable es levantarse, alejarse de la habitación donde descansa y realizar una actividad relajante hasta que sienta sueño y deseos de acostarse.

A través de estas sencillas pautas, podremos conseguir un descanso placentero y saludable para nuestra mente y nuestro cuerpo.

 

COMENTARIOS

No hay comentarios actualmente.

DEJA TU COMENTARIO